Centro de Rehabilitación Psicosocial e Investigación

Metodología de Intervención

La atención que se presta en el CRPI se estructura en una serie de fases que son las siguientes:

  1. Derivación: las personas con enfermedad mental pueden ser derivadas o informadas por los servicios de salud mental, los servicios sociales u otras entidades pública o privadas, además de llegar a nuestro centro por iniciativa propia.
  2. Recepción y acogida: En la primera cita se informa a la persona sobre qué hacemos y cómo podemos ayudarle, y posteriormente se incorpora a un proceso de acogida para evaluar su adaptación al centro. Para personas con enfermedad mental con falta de conciencia de enfermedad mental y/o sin tratamiento médico, se puede trabajar directamente con la familia para lograr el enganche rehabilitador del usuario/a.
  3. Detección de Necesidades (Valoración Previa): Se realiza una valoración previa tanto a la persona con enfermedad mental como a su familia sobres sus habilidades, capacidades y limitaciones.
  4. Plan Individualizado de Rehabilitación (PIR): tras la valoración, se realiza una propuesta de intervención o PIR con unos objetivos a lograr con el usuario/a, que será consensuada con la familia y la persona con enfermedad mental. La participación de la unidad familiar y del propio usuario en el proceso de rehabilitación se hace imprescindible.
  5. Intervención: En el PIR se establecen por el equipo técnico las actividades terapéuticas a las que debe asistir el usuario/a para lograr los objetivos propuestos.
  6. Evaluación del proceso: Una vez establecido el PIR e iniciada la intervención, se desarrollará una evaluación continuada de la misma con una periodicidad, como mínimo, de 3 meses, en función de la que se reajustará de un modo flexible el PIR, adaptando y reorientando el proceso de intervención.
  7. Seguimiento y apoyo comunitario: El seguimiento es el trabajo final dentro del proceso de intervención. Una vez alcanzados los objetivos definidos en el PIR, se procede al alta del centro y a la incorporación social y comunitaria del usuario/a. Se ofrece un seguimiento y mantenimiento de los logros conseguidos.

 

Teniendo en cuenta el itinerario global de un usuario/a que deba ser atendido en nuestro CRPI, el circuito total de atención se refleja en el siguiente gráfico:

metodología