Vivir con TOC

Apatía, desanimo, desesperación, incomprensión. Vivir con TOC es tener la sensación de haber pisado una gran mierda que no te puedes quitar del zapato por más que te esfuerces. Y pasan los años y nada. De mis 45 años ya llevo 37 padeciendo esta dolencia. Se dice pronto ¿verdad?

Y me tropecé en la vida con Cristina, que ahora es mi mujer,  y vi algo de luz. Y en ello estoy.

Y bueno, existe Asaenec, que me hizo sentirme parte de algo valioso y romper mi sensación de soledad absoluta y de desarraigo y la Asociacion TOC Granada, que me mostró mi enfermedad a través de los ojos de otras personas que la padecen y en fin… ¡qué algo de luz sigo viendo!

Y qué decir de Jorge, Rafa, Carmen Albert, José Castro, Pilar Ventosa, Mayte, Inés, Raquel, Tamara, Susana y de tantos amigos/as que uno va intentado hacer…de David, de Antonio, del otro Antonio, Miguel, Javi, Víctor, Fran, Berna, Cristina, Jesús, el otro Jesús … y sé que me dejo muchos atrás; cosas de mi mala memoria.

Y luego te topas con el reportaje “Tengo TOC” del programa de Canal Sur “Objetivo Sur”, y ves a Ramiro y dices: ¡Coño! … pues no soy el único que está atrapado.  Y es que me parezco tanto a Ramiro en las cosas del TOC.

Y es que tener esto y darte a conocer es como salir del armario. No es fácil explicar a los demás una enfermedad mental tan complicada y tan aparentemente absurda. Y para colmo, cuando mejoras un poquito, no dejas de preguntarte por qué demonios no has podido dejar de comportarte de ese modo tan extraño. Tratas de justificar ante ti mismo esas rarezas que ven en ti los demás. Y ves que con la enfermedad, sufres y causas sufrimiento a todos los que te rodean.

Si lo miro con un poco de objetividad y con la perspectiva que dan tantos años de padecimiento siempre me pregunto si debo pedir perdón o si por el contrario debo perdonarme a mí mismo y seguir adelante. No lo sé…¡es tan doloroso!

Y, es que, a ver ¡cómo demonios explicas a la gente que esta enfermedad es capaz de destruirte la vida social, laboral y afectiva!. Que te la hace pasar muuuuy putas, que estás destrozado pero tu aspecto es excelente, pero, sobre todo, que tu lucidez está intacta, que sabes que es tu enfermedad y no tú la que hace que te comportes y te tortures así.

En fin. Que la única manera que he encontrado es decirlo.             ¡¡¡ SEÑORAS y SEÑORES, tengo TOC !!! Y creo que sin Asaenec no hubiera sido posible decirlo. Porque es muy gratificante ver que pese al dolor mis compañeros/as no se desaniman y  mantienen una amistad y una complicidad que yo agradezco mucho.

Y, a veces, cuando me voy a dormir me acuerdo de quienes me han ayudado. En el documental podéis ver a Aurelio, que perdió a su hijo en la más aterradora de las circunstancias y que ahora dedica todo su esfuerzo a luchar por quienes padecemos TOC. También, poco antes de coger el sueño, pienso en cada amigo/a que he hecho en Asaenec. En sus ojos, a veces, veo tristeza y desgaste a causa del sufrimiento pero también alegría aunque lo que más fuerza me da es ver en ellos/as, pese a todo, esperanza. Viendo esos ejemplos tan valiosos me siento tan pequeñito y tan en deuda que siento que algo tengo que aportar.

Y creedme…no fue fácil para mi hacerme la foto para la exposición itinerante de Asaenec. Pero lo hice, sobre todo, por los/as demás…por toda esa gente que tiene TOC y no ve salida, por quienes sufren una enfermedad mental y callan o no pueden expresarse y por quienes se dejan la piel luchando por nuestra salud. Por ellos y por ellas DOY LA CARA.

Ahí os dejo el vídeo. Merece la pena verlo.

José Manuel Almenara

COMPARTE

        

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

A efectos de lo dispuesto en la Ley Orgánica de Protección de Datos de Carácter Personal 15/1999, de 13 de Diciembre, se informa al interesado que cuantos datos personales facilite a Asaenec (Asociación de Allegados y Personas con Enfermedad Mental de Córdoba) con C.I.F. G-14.312.623 serán incluidos en un fichero de datos de carácter personal titularidad de la entidad e inscrito en el Registro General de Protección de Datos. Los datos registrados en esta base de datos sólo serán usados para la finalidad para los que han sido recogidos, y en concreto, la de gestionar de manera adecuada el régimen de socios, aportaciones y donaciones, e información de nuestras actividades. Cualquier otro uso de los datos personales requerirá de previo y expreso consentimiento del interesado. Éste podrá ejercer en cualquier momento, sus derechos de acceso, rectificación, cancelación, modificación u oposición de sus datos personales, en la dirección de la asociación, sita en c/ Isla Tabarca nº 7, 14011 de Córdoba o a asaenec@asaenec.org adjuntando fotocopia del D.N.I. o equivalente, poniendo en el asunto REF. Datos Personales.